Ya sea por su clima excepcional, sus aguas brillantes de colores impensados o los frutos de mar predominantes en su gastronomía,  no se puede negar que el encanto del nordeste brasilero es único y nada tiene que envidiarle a otros destinos costeros.

La fotografía que se tiene de Brasil mayormente es de palmeras, cocoteros  y playas de colores increíbles, y aunque ese escenario se puede encontrar en casi todas las zonas costeras del país, el nordeste hace un gran merito para llevarse, para algunos, el primer premio. Es que el atractivo innato que tiene esta región bañada por el atlántico, tanto en sus paisajes como en su gastronomía y cultura hace que sea elegida por miles de turistas al año. Visitar Bahia, Sergipe, Alagoas, Pernambuco, Paraiba, Rio Grande do Norte, Ceará, Piaui o Maranhão es hacer una visita hacia las raíces del país más grande de América Latina. 

LOS PAISAJES – El noneto que conforma esta región alberga lugares  inigualables y ninguno tiene desperdicio. Salvador de Bahía conocido por su carnaval y patrimonio histórico, Porto de Galinhas por sus piscinas naturales, Pipa por sus extensas playas, Natal conocida por sus arenas blancas y dunas. Al norte nos encontramos con la gran Vila de Jeriocoacoara, escenario y dueña de una postal inconfundible como lo son las hamacas paraguayas inmersas en el agua y Maranhão por su parte, con los impactantes Lençóis Maranhenses, son sólo algunas de las atracciones con las que uno se puede maravillar.

CULTURA- Hablar del nordeste brasilero y de todo Brasil en general no solo es hablar de lindos paisajes, sino también de un movimiento cultural muy fuerte. Con influencias afro, la cultura nordestina se ve reflejada por muchas festividades. Las más influyentes y convocantes  son la fiestas Bumba meu Boi, Juninas, Lemanjá, Lavagem do Bonfim, la danza Capoeira, y el mundialmente conocido Carnaval de Bahia, entre otros.

GASTRONOMIA- Se basa en pescados y frutos de mar, coco, maíz y tapioca. Cada región tiene su plato predilecto e invita a conocer un poco más de la historia de Brasil a través del paladar. Experimenta los sabores nordestinos con los  platos más conocidos como ser moqueca (mezcla de pescados y mariscos con leche de coco y especias), acarajé (bollo de frijoles blancos y cebolla frita con camarones y pimienta) y farofa (acompañamiento típico de la gastronomía brasilera, está hecho a base de harina de mandioca). En cuanto a frutas tropicales las más conocidas son las goiabas, maracujá, abacaxis (ananá), el cajus (fruta de castaña), mango y papaya.

ACTIVIDADES- Si sos amante del deporte y actividades al aire libre, este tu destino. Predomina el  buceo pero también hay zonas donde vas a poder realizar  kitesurf, trekking, offroad, navegación, vela, sandboard, surf y todo tipo de deportes acuáticos.  Si te gusta el golf vas a poder disfrutar de esta actividad en los clubes ubicados en Recife, Fortaleza y Salvador de Bahia.

Categorías: Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *