Apaga Fogo

Es la primera playa que nos encontramos cuando venimos desde Porto Seguro y cruzamos el Río Buranhém. Sus aguas son calmas y presenta piscinas naturales cuando la marea está baja. Por este motivo, es ideal para ir con niños. Se pueden realizar diversos deportes acuáticos como vela. Al estar cerca del Río, dependiendo del día, el agua puede presentar algas y un color amarronado. No hay muchas barracas y es una playa tranquila. 

Araçaipe

Es la playa que le sigue a Apaga Fogo en dirección sur, también está cerca del Río y presenta características similares. Tiene un mar calmo, ideal para buceo y la zona está rodeada de varios hoteles, barracas y restaurantes. Los días que hay viento son perfectos para practicar kitesurf. Cuando la marea está baja se forman piscinas naturales y  el agua presenta un color verde mientras que los días de marea alta podemos observar un color amarronado.

Mucugê

Está ubicada en pleno centro de Arraial y por eso es una de las playas más concurridas. Presenta arena blanca, aguas cristalinas y arrecifes. Por su ubicación, tiene una muy buena infraestuctura para el turista y en verano es elegida para la realización de fiestas hasta el amanecer.

Playa de Arraial d'Ajuda

Parracho

Asistida especialmente por jóvenes, es otra de las playas que ofrece fiestas. Al igual que su vecina Mucugê, alberga muchos paradores y restaurantes con opciones gastronómicas muy interesantes. También presenta agua clara y piscinas naturales cuando la marea está baja.

Pitinga

Es considerada por muchos la mejor playa de Arraial. Sus arrecifes de varios colores, el color del agua, los coqueiros, la vegetación tropical y las piscinas naturales ofrecen una de las postales más recordadas por los turistas que la visitan y recomiendan. Cuando hay marea alta, el tamaño de las olas es medio. Se pueden realizar deportes acuáticos, parapente y tiene varias opciones de paradores. Está un poco alejada del centro y se puede llegar en auto o caminando un largo trecho. 

Playa en Arraial d'Ajuda

Lagoa Azul

Si seguimos caminando desde Pitinga unos 20 minutos hacia el sur, nos encontramos con Lagoa Azul. Es una pequeñisima playa con aguas -como su nombre lo indica- de un color azul intenso y dentro de ella una laguna con aguas del mismo color.  Es un lugar muy tranquilo  y muchas personas suelen bañarse en el barro que se encuentra en el fondo de la laguna por sus propiedades medicinales, aunque las mismas no estén comprobadas.

Do Taípe 

Playa casi desértica y la última de Arraial d’Ajuda. Tiene los acantilados coloridos más altos de la región, olas fuertes y mar abierto. Presenta varias barracas y estacionamiento ya que al estar bastante alejada, muchos turistas acceden a ella por este medio. Su playa es limpia, agua clara y si se va con niños hay que estar atentos a las olas.